Sistemas de alimentación Phantom para micrófonos

Sistemas de alimentación Phantom

Los sistemas de alimentación Phantom permiten transmitir el voltaje a micrófonos u otros equipos de audio. Su nombre de Phantom, con traducción al español como fantasma, se debe a que la conexión es directa, sin necesitar cables adicionales, hablándose así de una ‘alimentación fantasma’.  

Son muchos los micrófonos y sets de micrófonos que utilizan el sistema phantom como alimentación, pero el micrófono de condensador es el de preferencia. Son versátiles, permitiendo distintos voltajes, lo que les permite ser útiles en más sistemas de audio.  

Características de los sistemas de alimentación Phantom 

  • La conexión se realiza directamente, a través de unas clavijas tapadas por unos cilindros, haciendo que hablemos de alimentación fantasma. Se evitan los cables, puesto que se activan directamente. La mesa de mezclas envía la información al micrófono de forma remota gracias a esta conexión phantom.  
  • Utilizan corriente continua como alimentación del mecanismo interno de los micrófonos. 
  • El voltaje estándar es de 48 V. Esta elección no es al azar, sino que se remonta unos años atrás, con el lanzamiento de un micrófono de condensador de la casa Neumann. Esta marca pretendía que el voltaje de la alimentación fuese de 48 V porque era el utilizado en la fábrica, así no tendrían que trabajar con cifras diferentes. Por ello, se adoptó esta cifra como medida adecuada y sigue siendo la más utilizada en la actualidad.  También es posible encontrar modelos de alimentación Phatom de 12 V o 24 V.  
  • Para su funcionamiento, se necesita en la mesa de mezclas un cable balanceado, de tipo doble coaxial. Estos cables están formados por una parte negativa, que es una malla, y por una positiva, que son dos conductores internos. El voltaje va desde la parte positiva y se recibe por la malla. La mesa de mezclas tendrá una conexión de tipo XLR para la entrada del micrófono que funciona con phantom. Las conexiones P 10 Line tendrán problemas para funcionar de forma óptima con la alimentación phantom.  

Cuidado con las conexiones incorrectas 

La alimentación phantom está preparada para ciertos equipos, pero si conectamos los que no están adecuados para ello, acabaremos dañando la conexión y la reproducción del sonido. Los equipos que tienen salidas desbalanceadas se estropearán al utilizar la conexión phantom.  

Al adquirir un micrófono de karaoke o un micrófono condensador, debemos fijarnos en cómo se puede llevar a cabo su alimentación. No debemos forzar a un micrófono que no permita esta conexión a tenerla.  

Los equipos que más se pueden ver dañados con la alimentación phantom son los micrófonos de cinta y los micrófonos dinámicos.  

También hay que tener cuidado con su puesta en marcha. El micrófono debe encenderse antes de activar la conexión phantom. Si no se hace en ese orden, es habitual que aparezcan chispas y acabe por quemarse el cableado o la conexión del micro.  

Al desconectar el equipo, el orden será inverso. Primero apagaremos el sistema phantom y después se procederá a desactivar el micrófono y la mesa de mezclas. Además, conviene esperar al menos 1 o 2 minutos para que la conexión cese por completo tras apagar el phantom.

Deja un comentario